Para mantener los zapatos fuera del paso pero aún visibles, corta y quita la parte superior de las botellas plásticas de refresco.


Instala percheros al nivel del piso para sacar del paso los zapatos tan pronto entres por la puerta.